El artículo trata sobre un estudio realizado a alumnos de física de 2º de bachillerato en el que se pone de manifiesto la adquisición de la competencia clave


El artículo trata sobre un estudio realizado a alumnos de física de 2º de bachillerato en el que se pone de manifiesto la adquisición de la competencia clave, aprender a aprender, con la que se pretende que el alumnado se convierta en el protagonista de su aprendizaje a través del aprendizaje autorregulado, dando la posibilidad a los alumnos de aprender de sus propios errores.

La investigación se realizó a un grupo heterogéneo respecto a su rendimiento académico de 14 alumnos (7 chicas y 7 chicos), a los cuales se les evaluó sobre la unidad didáctica de interacción gravitatoria, correspondiente al bloque 2 del currículum de 2º de bachillerato. La metodología utilizada consistió en una prueba escrita con preguntas teóricas y prácticas, que sirvió al profesor para conocer el grado de conocimiento de los alumnos sobre la unidad y por otro lado, para realizar la búsqueda de sus propios errores y como consecuencia establecer su tarea de autorregulación. Para ello, el profesor entregó los exámenes sin ningún tipo de calificación ni de corrección, evitando así guiarles en la búsqueda de sus errores. Posteriormente, los estudiantes realizaron un registro en el que anotaron las siguientes tareas: primero, se pidió que localizaran y describieran los errores cometidos apoyándose en los libros de texto o notas de clase; después se les pidió lo mismo pero esta vez utilizando una lista con los criterios de corrección, que se les suministro por parte del profesor, en la que se incluía en detalle los aspectos que debía aparecer en cada respuesta; y por último se solicito que realizaran una propuesta de autorregulación sobre los aspectos que debían mejorar para la adquisición de los conocimientos impartidos en la unidad. Pasadas dos semanas, para que pudieran poner en practica su tarea de autorregulación, se volvió a realizar otra prueba, sin previo aviso, para observar la influencia o no de su tarea. También se les facilito una encuesta para evaluar la actividad.

Los resultados que se obtuvieron ponen de manifiesto en líneas generales una mejora significativa en esa segunda prueba. De hecho más de la mitad de los estudiantes consideraron muy útil aumentar su capacidad para autorregularse, declarando necesario recibir ayuda para aumentar sus habilidades de autorregulación y solicitando incluir esta práctica en la metodología del aula.